Claves de Políticas Públicas

Políticas Públicas en Educación

Evidencias para eliminar — gradualmente — el Financiamiento Compartido

Autor: Gregory Elacqua

Editor:

Año: 2013

Número Páginas: 11


El mecanismo de Financiamiento Compartido, el cual permite a las escuelas subvencionadas realizar cobros obligatorios a las familias ha operado en Chile por más de 20 años.
Sus partidarios sostienen que ha permitido inyectar recursos a un sistema cuyo gasto por alumno es bajo en comparación con los países desarrollados, liberando recursos para los estudiantes con mayores necesidades. Argumentan que estos recursos pueden ser utilizados con mayor flexibilidad por las escuelas, lo que aumentaría la eficiencia del gasto. Por último, los defensores del Financiamiento Compartido plantean que el hecho de pagar por la educación de sus hijos llevaría a las familias a participar más activamente en el proceso educativo.
Por otro lado, los detractores argumentan que el Financiamiento Compartido ha incrementado la segregación escolar, ya que las escuelas tienden a concentrar a estudiantes con similar capacidad de pago, sin que exista evidencia concluyente de su efecto en la calidad agregada del sistema. Desde un punto de vista más normativo, sus críticos también cuestionan la existencia de cobros obligatorios a las familias en un sistema en que la educación escolar—desde Pre-Kínder a Cuarto Medio—está garantizada por el Estado como un derecho fundamental.
Para aportar a este debate, este número de la serie Claves de Políticas Públicas revisa la evolución del Financiamiento Compartido y presenta evidencia sobre sus efectos en la estructura de financiamiento, en los resultados educativos y en los niveles de segregación socioeconómica del sistema escolar. La evidencia presentada sugiere que esta política ha tenido poco impacto en los resultados académicos, pero un efecto importante en los niveles de segregación escolar. Por otro lado, se encuentra que la existencia de aportes privados es inconsistente con el principio de que los estudiantes de menor nivel socioeconómico son más costosos de educar, ya que estos recursos están focalizados en aquellos estudiantes que en términos relativos tienen menos necesidades. A la luz de estos resultados, proponemos un conjunto de políticas que permitirían eliminar, en forma gradual, el Financiamiento Compartido.

DESCARGAR:



‹‹ Volver