Claves de Políticas Públicas

Políticas Laborales y Sociales

¿Qué pasa con los hijos de madres encarceladas? Cómo amortiguar los efectos nocivos para los niños cuyos padres están privados de libertad.

Autores: Alejandra Cortázar, Paula Fernández, Irene Léniz, Anuar Quesille, Cristobal Villalobos, Constanza Vielma

Año: 2015

Número Páginas: 10


Los hijos de las personas privadas de libertad suelen ser las víctimas olvidadas de los procesos legales. Cuando una madre o un padre va a prisión, sus hijos e hijas se ven fuertemente afectados y rara vez la justicia criminal toma en cuenta estos efectos. El número de niños y niñas que tienen a sus padres cumpliendo condenas privados de libertad ha ido en aumento en las últimas décadas en el mundo entero.

Esta situación tiene impactos negativos en el desarrollo de los niños y niñas debido a una serie de factores, entre ellos: el trauma de la separación; cambios del cuidador principal; cambios de residencia, ciudad y escuela. Con la reclusión parental muchos niños se ven forzados a asumir nuevas responsabilidades y roles para poder responder a las necesidades domésticas, emocionales y financieras, tanto propias como de sus familias. La prisión parental también se considera un factor de riesgo que puede contribuir al comportamiento delictivo, problemas de salud mental, abuso de drogas, repitencia y deserción escolar y desempleoii. El tipo y magnitud de los efectos que tiene el encarcelamiento de los padres en los niños depende de la edad del niño; el tipo y duración de la condena; la posibilidad de mantener una relación cercana con el padre, y la red de apoyo.

DESCARGAR:



‹‹ Volver